Twittear
  

Tras intenso debate de casi cinco horas
CONGRESO ACORDÓ DEJAR EN SUSPENSO DL 1090 Y 1064

El Congreso de la República dejó expedito para su promulgación el proyecto de ley por el cual se deja en suspenso la aplicación de los decretos legislativos 1090, Ley Forestal y de Fauna Silvestre, sus normas modificatorias y su reglamento; y el 1064, que aprueba el régimen jurídico para el aprovechamiento de las tierras de uso agrario.
Así mismo, el referido proyecto da fuerza de ley y restituye el texto de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre 23308, sus modificatorias y demás normas complementarias, y restituye su reglamento.
Tal fue el contenido preciso del proyecto aprobado al término de la sesión plenaria del miércoles 10, que, además, da fuerza de ley y restituye el texto de la Ley 26505, de la inversión privada en el desarrollo de las actividades económicas en las tierras del territorio nacional y de las comunidades campesinas y nativas, modificatorias y demás normas complementarias, y además restituye su reglamento.
De igual forma, la propuesta aprobada da fuerza de ley y restituye la vigencia de los Títulos I, II, III, IV y la séptima disposición complementaria del Decreto Legislativo 653, Ley de Promoción de Inversiones en el sector agrario, y restituye plenamente su reglamento.
De igual forma, el proyecto precisa que las funciones otorgadas en la Ley 27308 referidas al ex Instituto Nacional de Recursos Naturales, INRENA, serán ejercidas por el Ministerio de Agricultura y/o los gobiernos regionales dentro del marco de su competencia.

La propuesta legislativa, que había sido presentada el día anterior y exonerada de dictamen de comisión por la Junta de Portavoces, con el respaldo de las bancadas de UN y PAP, fue sancionada a las 2 y 20 de la tarde del miércoles 10, con 57 votos a favor, 47 en contra y una abstención. Quedó expedita para su promulgación con 60 votos a favor, 33 en contra y una abstención.
Previamente, se resolvió una cuestión previa que proponía votar, en primer término, la suspensión de la norma. La propuesta recibió 59 votos a favor y 49 en contra, sin abstenciones.
Antes de la votación, el congresista Édgard Reymundo (BP) propuso que primero se votara el dictamen de la Comisión de Constitución, que proponía derogar el decreto legislativo. El presidente aclaró que la Junta de Portavoces había acordado señalar el proyecto como primer punto de la agenda. Y así lo hizo, según precisó.

Oradores de todas las bancadas
Entre los últimos participantes en el intenso debate (ver despachos anteriores), que se inició en horas de la mañana, estuvieron los congresistas Gloria Ramos (NoA) y César Zumaeta (PAP), quien cedió la palabra a su correligionario Eduardo Peláez para que planteara, como cuestión previa, que se leyera el DL 1090 y se señalara en qué parte de la norma se decía que se iba a quitar las tierras de las comunidades nativas.
Los siguieron Víctor Mayorga (GPN) y Rolando Reátegui (GPF) –que se recriminaron mutuamente-, Luisa María Cuculiza (GPF); Luis Galarreta (UN), quien anotó que su apoyo a la propuesta en debate no constituía un respaldo al Gobierno ni desconocer en éste su “evidente responsabilidad política”, sino una forma de proponer una salida a la crisis desatada. “No es momento de jalarle la alfombra al Gobierno”, precisó.
También participaron Carlos Cánepa (NUPP), José Saldaña (BP), Yaneth Cajahuanca (GPN) y Keiko Fujimori (GPF), quien hizo una invocación a sus colegas para que cedieran en sus posiciones partidarias, evitaran los enfrentamientos y apoyaran la propuesta de suspender el DL 1090 para hacer posible el reestablecimiento de la mesa de diálogo.
Siguieron en la lista los oficialistas Olga Cribilleros, quien denunció que son los llamados nacionalistas los que quieren la destrucción de la democracia y enfrentar a peruanos contra peruanos; Aurelio Pastor, para denunciar la llegada de recursos de entidades extranjeras, de Dinamarca y Noruega entre ellas, para solventar los enfrentamientos y la toma de carreteras; y José Vargas Fernández, en su condición de titular de la Comisión de Constitución, con quien culminó el debate.
De inmediato, Velásquez Quesquén puso al voto las propuestas con los resultados señalados antes.
Concluida la votación, el presidente suspendió la sesión cuando los relojes marcaban las 2 y 41 minutos de la tarde.




Servicio de Noticias
OFICINA DE COMUNICACIONES
CONGRESO DE LA REPÚBLICA